Correo Farmacéutico: 40 años de autocuidado en España

Viernes, 15 Diciembre, 2017

La apuesta de las compañías farmacéuticas por el sector de autocuidado ha crecido hasta convertirse en una de sus áreas con más proyección de futuro.

Hace unas semanas comenzábamos los actos conmemorativos del cuarenta aniversario de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp) con un viaje por la historia del sector del autocuidado en España. Historia que comenzaba en 1978, cuando un grupo de ocho laboratorios farmacéuticos decidían poner la primera piedra, a través de la fundación de la entonces denominada Asociación Nacional de Especialidades Farmacéuticas Publicitarias, Anefp.

Por delante tenían un largo camino, que no sería fácil, pero siempre motivador: desarrollar una legislación propia para los medicamentos no sujetos a prescripción médica y no financiados, las entonces denominadas especialidades farmacéuticas publicitarias (EFP). Y también tenían un reto: ayudar a los ciudadanos en el uso responsable y adecuado de estos medicamentos destinados a la prevención, alivio y tratamiento de dolencias leves, los OTC, como ya eran conocidos en Europa.

Cuarenta años después, el sector del autocuidado en España dispone de una personalidad propia, enmarcada en una normativa específica para los medicamentos sin receta y también para los productos de autocuidado (complementos alimenticios, cosméticos, productos sanitarios sin prescripción, etc.) a los que Anefp incluyó en su ámbito de actuación en 1998, coincidiendo con su veinte aniversario y ante las demandas de una sociedad cada vez más implicada en el cuidado y prevención de su salud como herramienta para disfrutar de una mejor calidad de vida.

El reconocimiento del valor del autocuidado de la salud para los sistemas sanitarios en distintas normativas, como el I Plan Estratégico de Política Farmacéutica o la propia Ley de Garantías y Uso Racional del Medicamento, y la puesta en marcha del sello Anefp, a través de un sistema de corregulación para la publicidad de medicamentos de autocuidado, con el Ministerio de Sanidad, son algunos ejemplos del diálogo y la colaboración que siempre han guiado las relaciones del sector del autocuidado con los responsables sanitarios, también de las distintas comunidades autónomas, con quienes hemos trabajado, por ejemplo, en la inclusión de los medicamentos de autocuidado en los sistemas de prescripción electrónica.

El valor del autocuidado en cifras

A esta puesta en valor -la de la contribución de los medicamentos y productos de autocuidado a la sostenibilidad y viabilidad del sistema de salud y su posicionamiento como sector clave para el mismo-, Anefp ha dedicado y dedica gran parte de sus esfuerzos, como se ha puesto de manifiesto en las distintas ediciones del estudio El valor económico y social del autocuidado, elaborado por la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona. En este trabajo se ponían cifras a esa contribución: más de 3.000 millones de euros en cinco años.

La apuesta de las compañías farmacéuticas por el sector de autocuidado ha seguido creciendo desde entonces hasta convertirse hoy en día en una de sus áreas con más proyección de futuro y en la que se están realizando importantes inversiones en medicamentos y productos con los que dar respuesta a las necesidades en salud de los ciudadanos del siglo XXI, y seguir contribuyendo a su educación sanitaria y a la viabilidad futura del sistema sanitario.

Desde la madurez y también la juventud que otorgan estos cuarenta años, el sector del autocuidado, fuerte y emergente, está preparado para afrontar con todas las garantías los retos que plantea una sociedad, cada vez más formada en salud, en relación con la prevención y su calidad de vida, siendo una buena prueba de ello el crecimiento del mercado desde 2013.

Y también un sector preparado para afrontar los retos de unas compañías comprometidas con dar respuesta a estas necesidades de los ciudadanos, a través de medicamentos y productos de autocuidado innovadores, y siempre en colaboración con las administraciones sanitarias y los profesionales médicos, enfermeros y farmacéuticos, cuyo consejo sanitario resulta imprescindible en el autocuidado de la sociedad.

Compartir: 
¿Es Actualidad?: