¡Stop piojos!

Pautas para reducir los riesgos de contagio y tratarlo

La vuelta al cole trae consigo una preocupación típica para los padres: la aparición de los temidos piojos. Desde la Asociación para el Autocuidado de la Salud te ayudamos a prevenirlos y, si esto no ha sido posible, a librarte de ellos. ¿Sabías que entre un 5 y un 15% de los escolares están infestados por piojos y que las niñas tienen más riesgo que los niños? ¿Sabías que la falta de higiene no está relacionada con la aparición de piojos? ¿Sabías que los piojos prefieren el pelo limpio para sujetarse mejor, alcanzar antes el cuero cabelludo y empezar a alimentarse? ¿Sabías que la nuca y detrás de las orejas son las zonas más propicias por ser la temperatura más constante y donde el pelo sufre menos roturas?

Aunque es difícil impedir la infestación de los niños, en especial durante la época escolar, sí podemos seguir algunos consejos prácticos para reducir al mínimo los riesgos de contagio. Aquí tienes algunas pautas:

  • Llevar el pelo largo recogido en una coleta
  • Evitar el intercambio de cepillos, peines, bufandas, gorras y toallas, especialmente cuando se den casos de infestación en el entorno
  • Lavar la ropa de cama, toallas, gorros y bufandas en un programa de 60º grados de temperatura, ya que las liendres mueren a temperaturas superiores a 50º
  • Usar peines de púas finas
  • Limpiar los cepillos y peines utilizados en el tratamiento en agua caliente para eliminar las liendres
  • Utilizar repelentes específicos para evitar la infestación

Si no hemos podido librarnos del contagio, los pasos a seguir serían los siguientes:

1.- Eliminación del piojo y liendres, a través de productos pediculicidas, bien los que contienen sustancias insecticidas con acción química (matan al piojo) y que se aplican en pelo seco (los formatos loción y spray) y en pelo mojado (formatos champú y cremas); los que no contienen sustancias insecticidas, cuyo mecanismo de acción es recubrir al piojo y asfixiarlo; o los pediculicidas a base de aceites y esencias

2.- Retirar los piojos y liendres muertos con una lendrera de púas finas. Puedes utilizar acondicionadores que ayudan al pasar la lendrera

3.- Proteger y prevenir con repelentes de piojos en forma de spray, que se aplican sobre el pelo seco y que evitan la reinfestación.

Es muy importante seguir cada uno de estos pasos y repetir el tratamiento al cabo de una semana o 10 días para erradicar los piojos nacidos de las liendres que hubieran podido quedar en el pelo.

Compartir: