¿Cómo podemos prevenir lesiones deportivas?

La práctica de ejercicio, no siempre está exenta de pequeños problemas de salud. Te ayudamos a prevenirlos y tratarlos

El ejercicio físico es uno de los pilares de una vida saludable, junto a una alimentación equilibrada y un descanso adecuado. Sin embargo, la práctica de ejercicio no siempre está exenta de pequeños problemas de salud, como pueden ser los dolores musculares, muchas veces debidos a la falta de hábito al no practicar ejercicio físico de forma continuada o por la sobrecarga de algún músculo.

Desde la Asociación para el Autocuidado de la Salud te ayudamos a prevenir y tratar esos pequeños problemas de salud.

Prevención

Sea cual sea el deporte que practiquemos, running, pádel, bicicleta, etc., siempre debemos realizar un calentamiento adecuado antes de iniciar el ejercicio y finalizar con estiramientos para evitar calambres, contracturas o tendinitis. Por ello, te recomendamos:

  • Antes del ejercicio, trabajar la movilidad de las articulaciones y músculos implicados
  • Después del ejercicio, realizar estiramientos para disminuir el tono muscular y reducir las temidas agujetas.

En la farmacia puedes encontrar productos de higiene para el masaje deportivo con efecto calor para calentar el músculo antes del ejercicio, o con efecto frío para enfriarlo después de la actividad deportiva.

Calzado apropiado

Recuerda que es importante utilizar siempre la equipación más adecuada al deporte que vas a practicar. El uso de un calzado no apropiado a la actividad que vamos a realizar puede afectar a las articulaciones y músculos, provocando sobrecarga y dolor.

No olvides tampoco que la práctica de ejercicio de forma autodidacta a veces favorece la adopción de posturas y movimientos incorrectos. Por ello, si vamos a practicar un deporte de forma habitual, conviene tomar lecciones con un monitor acreditado que corrija nuestras malas posturas. Esto nos ayudará a prevenir lesiones a medio y largo plazo.

Complementos

También para contribuir al mantenimiento de nuestras articulaciones, cartílagos y huesos podemos utilizar complementos de colágeno. Esta proteína es responsable de la estructura de nuestros huesos y de todos los elementos que intervienen en las articulaciones (cartílagos, ligamentos y tendones).

Desde anefp recomendamos consultar al farmacéutico para que nos recomiende el más adecuado, ya que también contribuyen al funcionamiento normal de los músculos y huesos los complementos a base de magnesio, calcio o vitamina B.

En la farmacia también podemos encontrar productos de ortopedia para corregir dolencias, traumatismos en huesos y articulaciones provocados por lesiones deportivas como rodilleras, coderas, muñequeras, tobilleras, etc.

Si a pesar de estos consejos sentimos dolor o inflamación en nuestros músculos o articulaciones después de la práctica de ejercicio, en la farmacia podemos encontrar calmantes en forma de cremas, geles y aerosoles contra el dolor.

Compartir: