¿Ya tienes preparado tu botiquín de viaje?

No olvides incluirlo en tu maleta

El próximo día 21 comienza el verano y, con él, el buen tiempo y las vacaciones. Ocupados organizando nuestro viaje, intentando conseguir que toda la ropa entre en la maleta y comprobando que tenemos la documentación necesaria para viajar, a veces solemos olvidar lo más importante: la salud.

La Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp) te ayuda a cuidarla durante las vacaciones.

Las picaduras de mosquitos, las molestias estomacales y las pequeñas heridas por el sol son algunos de los compañeros de viaje más molestos que podemos encontrar en verano. Aunque no son problemas de salud grave, pueden impedirnos disfrutar  de nuestras vacaciones soñadas.

A la hora de emprender un viaje, siempre es recomendable llevar un pequeño botiquín con los productos más básicos para prevenir y tratar dolencias comunes. El aumento de la exposición a la luz solar, el cambio en los hábitos rutinarios, las picaduras de insectos o la ingesta de alimentos poco habituales para nuestro organismo son algunas de las causas de estas molestias estivales.

El botiquín de viaje idóneo para las vacaciones debe contener material de cura básico –gasas esterilizadas, vendas, tiritas, desinfectantes (antisépticos y suero fisiológico)– para afrontar cualquier herida leve que podamos sufrir (cortes en los pies, raspaduras por caídas…).

Este botiquín básico podemos complementarlo con medicamentos de autocuidado, que no requieren de receta,  para tratar los síntomas leves más habituales en verano:

  • Antiácidos, antidiarreicos y laxantes para combatir los trastornos intestinales
  • Analgésicos para calmar el dolor
  • Antipiréticos para bajar la fiebre
  • Repelentes de insectos y productos que alivien las picaduras

Es conveniente renovarlos periódicamente y comprobar que no hayan caducado. Si además de estos medicamentos necesitamos llevar con nosotros otros fármacos para enfermedades crónicas, es importante extremar el cuidado en su transporte y no dejarlos expuestos al sol o al calor.

Otro factor a tener en cuenta, sobre todo si viajamos a destinos exóticos, son las necesidades de vacunación. El Ministerio de Sanidad cuenta con una red de Servicios de Vacunación Internacional en los que podemos informarnos sobre las vacunas que necesitamos en función de nuestro lugar de destino.

Una vez vacunados y con nuestro botiquín preparado, podremos comenzar tranquilos nuestro viaje y empezar a disfrutar de unas merecidas vacaciones. ¡Buen viaje!

Compartir: