Dulces sueños… a diario

anefp te recomienda algunos hábitos

Seguro que en más de una ocasión cualquiera de nosotros ha padecido insomnio, lo que nos ha impedido conciliar el sueño y que nuestro cuerpo y nuestra mente pudieran descansar.

Las causas pueden ser varias, entre ellas, un cambio horario, como los registrados en primavera y otoño, o los que son consecuencia de largos viajes, jet lag, cenas muy copiosas o consumo de bebidas con cafeína y teína, pero también el nerviosismo, estrés, ansiedad o depresión.

Para que puedas conciliar mejor el sueño la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp) te recomienda mantener unos hábitos diarios fijos, acostándonos y levantándonos siempre a la misma hora para habituar a nuestro reloj interno, y evitar el consumo de estimulantes a partir de la tarde.

Otras recomendaciones que nos pueden ayudar frente al insomnio ocasional son:

  • No ingerir alimentos justo antes de acostarnos
  • Evitar el consumo de alcohol en grandes cantidades
  • Evitar las siestas durante el día
  • Practicar ejercicio de forma regular
  • Dormir en una habitación bien ventilada

También, para aliviar situaciones esporádicas de insomnio, existen medicamentos y productos de autocuidado que pueden ayudarnos a conciliar el sueño y de los que el farmacéutico te informará, indicándote, si es necesario, el más adecuado a la tipología de insomnio que presentes.

Es importante recordar que, dependiendo de su duración, el insomnio puede ser ocasional (cuando se produce de forma esporádica), agudo (dura menos de cuatro semanas), subagudo (duración de entre cuatro semanas y seis meses) y crónico (duración de más de seis meses).

Entre los medicamentos de autocuidado (no requieren prescripción médica para su dispensación en la oficina de farmacia), los específicamente indicados para tratar el insomnio ocasional son aquellos que incluyen doxilamina.

Cuando el insomnio es debido al jet lag tras un largo viaje en avión, los complementos alimenticios a base de melatonina contribuyen a aliviar los síntomas de este trastorno y favorecen la conciliación del sueño.

También existen productos elaborados a base de plantas medicinales que combaten los estados nerviosos que a veces dificultan el sueño. Los más comunes son los elaborados a base  valeriana y pasiflora, amapola de california y espino albar y lúpulo.

No obstante, si las dificultades para conciliar o mantener el sueño se producen de forma habitual y duran más de tres semanas, o si detrás de ellas pueden encontrarse cuadros de depresión o ansiedad, debemos acudir al médico para que pueda diagnosticar y prescribir la terapia más adecuada para cada caso.

Dulces sueños!

Compartir: