No dejes que la alergia te amargue la primavera

La primavera ya está aquí

Después de un invierno muy lluvioso, puede convertirse en un tiempo complicado para las personas con problemas de alergia.

Si vives en una gran ciudad, el riesgo de padecer problemas relacionados con la alergia es mayor, porque al efecto del polen hay que sumar el de la contaminación urbana.

¿Sabes qué provoca la alergia?

Los causantes de la alergia primaveral son los granos de polen que se encuentran en las plantas con flores, pero también en algunos árboles y en el césped de los parques.

Cuando el polen entra en el organismo,  a través de los ojos, la nariz y la boca, provoca una reacción inmunológica que afecta principalmente al aparato respiratorio. Es lo que conocemos como rinitis alérgica o fiebre del heno.

¿Sabes cuáles son sus características?

  • Picor nasal y ocular
  • Producción de moco acuoso
  • Estornudos frecuentes
  • Enrojecimiento ocular y lagrimeo
  • Congestión nasal y ocular

Sin embargo, no todas las personas sufren estos síntomas con la misma intensidad y, en ocasiones, se puede llegar a confundir con un simple resfriado. ¿Sabes diferenciarlo?

En la alergia primaveral:

  • Los síntomas sólo se hacen presentes cuando se está en contacto con el polen
  • La secreción nasal es acuosa, no densa
  • Es raro que aparezca dolor de garganta
  • El picor de ojos es muy frecuente

¿Qué puedo hacer para prevenir los síntomas de la alergia?

  • Mantener cerradas las ventanas de las casas y lugares de trabajo
  • Evitar los parques, jardines y bosques
  • Usar humificadores y acondicionadores de aire con filtro de polen
  • Huir de los ambientes cargados de humo y de los cambios bruscos de temperatura

También es recomendable que las personas con más propensión a padecer alergia utilicen gafas de sol o mascarillas para proteger sus ojos y las mucosas nasales del polen.

¿Y cómo podemos tratar los síntomas de la alergia?

En las farmacias podemos adquirir, siempre con el asesoramiento de un farmacéutico, diferentes medicamentos y productos sanitarios de autocuidado  que ayudan a combatir los síntomas de la alergia como antihistamínicos en forma de spray nasal, colirio o comprimidos.

Compartir: