Propósitos saludables para el nuevo año

Te ayudamos a elaborar tu lista

Ante la llegada de un nuevo año es muy habitual elaborar una lista de buenos propósitos y eliminación de malos hábitos para cumplir en los próximos doce meses. Dejar de fumar, perder peso o practicar más ejercicio son algunos de los objetivos más comunes. Desde la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp) te ofrecemos algunos consejos  para que puedas llevarlos a cabo.

Dejar de fumar

“A partir del día 1 de enero lo dejo”. ¿Quién no ha oído alguna vez esta frase en boca de un fumador? Aunque fumar es cada vez menos habitual, sobre todo desde la aprobación de la denominada ley antitabaco en 2011, todavía son muchas las personas que se marcan como objetivo abandonar este hábito nocivo para la salud. Dejar de fumar no es fácil  y hacerlo por uno mismo se convierte en muchas ocasiones en un reto muy difícil de conseguir, haciéndose necesaria la ayuda de un profesional. En este sentido, los profesionales farmacéuticos cuentan con formación específica para asesorar y ayudar a los fumadores a dejar el tabaco.

Si la fuerza de voluntad no es suficiente, existen medicamentos de autocuidado que pueden ayudar en el objetivo de dejar de fumar y que están basados en la terapia sustitutiva con nicotina, consistente en la administración controlada de nicotina con el fin de reducir gradualmente los síntomas de abstinencia. Parches transdérmicos, chicles, sprays y comprimidos para chupar son algunos ejemplos de este tipo de medicamentos que nos puede recomendar el profesional farmacéutico.

Además, nuestras posibilidades de éxito en nuestro reto de dejar de fumar aumentarán si:

  • Fíjate pequeños plazos de abstinencia, como días o semanas, en lugar de pensar en no volver a fumar nunca. Márcate pequeñas metas para ir superándolas. Esto te motivará a seguir adelante.
  • Escribe una lista con las situaciones que te incitan a fumar y, durante el período de deshabituación, trata de evitarlas para reducir la tentación de fumar.
  • Si asocias el tabaco con el consumo de alcohol, intenta evitar este tipo de bebida durante un tiempo.
  • Guarda en una hucha el dinero que antes destinabas a comprar tabaco. Al cabo de unos meses, te sorprenderás de todo lo que has ahorrado.

Vigila tu peso

En cuanto a perder peso, según el último informe de 2014 realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de cada 100 personas adultas en España, 17 padecen obesidad, y 37 presentan sobrepeso. Esto se debe generalmente a la vida sedentaria y a los malos hábitos alimenticios. Uno de los pilares para lograr un peso adecuado es llevar una alimentación equilibrada y sana, siguiendo algunas de estas recomendaciones:

  • Beber de 8 a 10 vasos de agua al día y reducir el consumo de bebidas gaseosas y  alcohol.
  • Aportar una cantidad notable de fibra a tu dieta con alimentos como cereales, pan integral y, sobre todo, mucha fruta y verdura.
  • Hacer 5 comidas al día: Desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Es más beneficioso comer más a menudo y en menores cantidades. Mastica lentamente los alimentos para tener una mayor sensación de saciedad.
  • Reducir la ingesta de carnes rojas y aumentar el consumo de verduras y pescado azul.

Practicar ejercicio

Otra de las bases para disfrutar de un cuerpo sano es el ejercicio. En enero son muchas las personas que comienzan a ir al gimnasio con el propósito de mejorar su forma física.

Para poder conseguirlo es necesario tener mucha constancia, lo que evitará que abandonemos a las pocas semanas.

¿Probamos con estos consejos?

  • En la medida de lo posible, evita el uso del vehículo particular o el transporte público para ir al trabajo. Prueba a ir andando o en bici. Si el trayecto desde tu casa es muy largo, bájate un par de paradas antes y termina el camino a pie.
  • Los expertos recomiendan andar 10.000 pasos al día. Una hora de paseo diario a buen ritmo nos mantendrá en forma.
  • Aprovecha siempre que puedas para subir escaleras y evita el ascensor. Es una forma fácil y eficaz de hacer ejercicio.
  • ¿Tienes niños? Disfruta con ellos haciendo deporte y jugando al aire libre. Lo agradecerá tu salud y la de tus hijos.
  • Puede que te parezca una moda, pero practicar media hora de running tres o cuatro días a la semana te ayudará a quemar calorías y a sentirte mucho mejor.
  • Prueba los deportes de equipo. Baloncesto, fútbol o pádel son una forma sencilla y muy divertida de hacer ejercicio.

¿Comenzamos a preparar ya nuestra lista de buenos propósitos?

Compartir: